miércoles, 1 de julio de 2009

Los momentos más bellos de mis bebés







Nacieron el 23 de noviembre de 2008 y fueron 3 hembras y 1 varón. Todos tenían familias al nacer pero igual me costó un mundo darlos al mes y una semana. Mi Kyra ya no tenía leche a la 3ra. semana y yo ya no tenía fuerzas a la 5ta. Pero es una de las mejores experiencias de mi vida. Los adoro a los cuatro: Roco (el galán blanco), Roma (mi malandra), Nadia (la más tierna y la primera) y Coca (la monstra blanca). Demasiado rico. Y para completar, Marte se convirtió en el tío y los cuidó hasta que se fueron y sigue siendo el alcahuete de Roma. Disfrútenlos!!!

Gorilas en la Niebla



Hace años vi una película entrañable en la que descubrí que los gorilas son animales fantásticos, inteligentísimos, extraordinariamente fuertes, inocentes y sobre todo BUENOS!!! Los gorilas aspavientan, asustan, se gruñen, se persiguen unos con otros, pero nunca o casi nunca se agreden, porque a diferencia de otros animales grandes, saben que una pelea entre dos personas de trescientos kilos puede terminar en la muerte o heridas mortales de uno o de los dos implicados; y casi nunca la muerte resuelve nada para ninguna de las partes.

Esa es una de las pocas películas que ha causado mi llanto desesperado, porque sabía que la historia contada era verdadera. Y no es tanto por la muerte de Diane Fossey, que la sentí verdaderamente, no por la injusticia que se cometió con ella, sino porque se perdió la vida de una de las pocas personas que en la historia de la humanidad han defendido a los animales. Sino porque esa película es otra de las demostraciones de que la humanidad depredadora, traicionera, asquerosa y cobarde es la que está en la cima de la cadena alimenticia y como tal está acabando con el planeta.

Pero es a raíz del Golpe del domingo que he pensado varias veces en la idea de llamar "Gorilas" a los militares latinoamericanos, que se han dedicado durante 60 años a torturar, secuestrar, desaparecer y matar gente, tumbar y poner gobiernos y vejar, humillar y despaturrar voluntades populares, todo ello aprendido en la escuela de muerte del imperio del que somos el patio trasero. Los milicos latinoamericanos pueden ser denominados de cualquier manera, pueden ser insultados con cualquier adjetivo, epíteto o calificación; pero nunca, NUNCA pueden ser comparados con los animales más lindos de las montañas del centro de Africa, nunca pueden compararse con los Gorilas.

Comparar esos seres infames con animales no humanos, cualquiera que ellos sean, incluso con hienas es un insulto a los seres no humanos. Los animales no humanos muy pocas veces hacen cosas tan viles y tan asquerosas como las que son capaces de hacer la mayoría de los seres humanos. Los animales no humanos es lo mejor del planeta con el que estamos acabando los humanos.

Los que nos llamamos revolucionarios tenemos el DEBER de superar esa mala costumbre ideológica de comparar lo malo con lo animal o con lo negro o con lo indio o con el sur. Los milicos son CACA de perro o son asquerosos o simplemente MALOS.

Pero nunca, NUNCA podrán ser Gorilas!!!!

¿Que si hay algo que proteger?

¿Que si hay algo que proteger?
Los niños

Las mujeres

Los animales