miércoles, 13 de junio de 2012

No es un plan de gobierno: es una filosofía

 
Mama Tungurahua - Ecuador


Tal como para la administración automatizada de información existe un sistema operativo que se llama WINDOWS, que tiene una lógica específica, se conduce con unos comandos determinados y de vez en cuando varía su nombre sutilmente (Windows 2.1, Windows 7); así mismo, para el manejo de la economía hay un sistema que se llama CAPITALISMO, que funciona con una filosofía propia y cada cierto tiempo cambia la adjetivación de su nombre (mercantil, industrial, financiero).

Seguramente la mayoría de la gente en el planeta piensa que dichos sistemas no son comparables, principalmente porque uno es propiedad privada y el otro no; yo creo que están equivocados. De hecho, los usuarios de Windows solo pagan royalties una vez cada cierto tiempo; los del capitalismo royalties pagamos todos los días de nuestras vidas. El que no lo crea puede preguntarnos a todos y cada uno de los Latinoamericanos, que pagamos varias veces las deudas de “nuestros ricos” o a los españoles dentro de algún tiempo, cuando estén pagando la deuda que están por contraer para mantener a flote el negocio de “sus” banqueros.

Y es que además, tal como pasa en el mundo de la información a gran escala, en que la mayoría de los usuarios hemos sido convencidos de que la única manera de trabajar en un computador es comprando ese sistema operativo, que una vez fue inventado por alguien y robado por otro alguien que se hizo mega-millonario al negociarlo. De la misma forma hemos sido convencidos de que el capitalismo es el único modo de producción posible o al menos el último modo de producción que se va a producir en la historia humana.

Pero tal como en la computación, en que ya funcionaba el MSDOS y el DOS y algún tiempo después apareció el LINUX y hay otros que no puedo nombrar porque no conozco nada de computación; así mismo, algunos estudiosos se dieron cuenta que el capitalismo no es la última salida que tenemos en el planeta, sino que hay al menos otra forma de vivir, que no se reduce simplemente a producir bienes (o males) materiales para que algunos pocos puedan acumular el producto de su comercio y tener a todos los demás a sus servicios.

Ahora bien, hay dos formas en que se ha logrado que creamos esas mentiras: una es la guerra y otra es el lenguaje (“por la razón o por la fuerza”, como dice el escudo de armas de Chile). Con la guerra se logra acabar con las resistencias de dos formas: se mata a unas pocas personas y se aterroriza a todas las otras; es por eso que la guerra ha sido siempre la acción preferida de los imperialistas. El problema con las guerras es que son muy costosas y los costos siempre son capital que no se acumula. Así que al capitalismo no le conviene demasiado las guerras. El procedimiento de dominación más económico y más exitoso en la historia ha demostrado ser: el lenguaje.

Y es aquí donde encontramos el tema de la Crisis. Tal pareciera que “crisis” significa debilidad en el sistema. Así, cuando se dice por ahí: “el capitalismo está en crisis”, pareciera que está en problemas y que por tanto, está en un momento vulnerable, lo que puede evidenciar que de un momento a otro se acabará. ERROR!! “Crisis” es el nombre del funcionamiento del sistema. Las crisis son lo que los “dèjá vu” representaban en MATRIX: el reacomodo del sistema ante cualquier irregularidad. Así, cuando el capital está en franco proceso de dispersión, es decir, de desagregación o desacumulación, el sistema produce una crisis que devuelve todo a su orden original: el capital vuelve a las arcas de algunos pocos. En el momento de la crisis mueren algunos millones de personas, desaparecen algunos estados nación, nacen otros y listo: el sistema está en orden de nuevo.

Lo vital es que muchos nos demos cuenta que el capitalismo, tal como Windows o como la Matrix no es el único sistema posible. Otro mundo es definitivamente posible. Y absolutamente necesario para detener el proceso de destrucción de la vida en el planeta. Y esa es la propuesta que tiene la Revolución Bolivariana para el mundo: independencia, socialismo, desarrollo pacífico, multipolaridad, sostenibilidad. Este no es el plan de gobierno de Chávez, es la filosofía de vida de todos los que creemos que la vida es el bien más preciado que tiene la humanidad.

No hay comentarios:

¿Que si hay algo que proteger?

¿Que si hay algo que proteger?
Los niños

Las mujeres

Los animales