lunes, 17 de mayo de 2010

Demasiado...


Alguien alguna vez me escribió esto. Demasiada pasión, demasiada juventud, demasiada belleza, demasiado...

Si arrancarte
esos senos hermosos
a mordiscos

si vaciarte los ojos
con múltiples punzadas
de mi lengua

si partirte ese tercer ojo
en un rápido movimiento
de mi sexo
no fuera
un agudo placer,

hace mucho tiempo
que hubiera
roto tu cuello de cura
buscando
con la muerte
recobrar
la sensación de vida.

CEA

No hay comentarios:

¿Que si hay algo que proteger?

¿Que si hay algo que proteger?
Los niños

Las mujeres

Los animales