domingo, 4 de abril de 2010

Decreto de guerra a muerte


Esta “semana santa” le quemaron la casa a unos chavistas. En la pared externa había un enoooorrrrme letrero en rojo que decía: FUERA MALDITOS CHAVISTAS.

La gente de oposición dijo: “eso es por la violencia que ha generado Chávez con sus discursos” o “esa es la inseguridad que padecemos en este país” o “seguro que era una de las mansiones de Diosdado” o cualquiera de esas justificaciones racionales que le da la gente racional al hecho de que le quemen la casa a otro.

Algunos dirán que es perfectamente natural que si los tigres de bengala son violentos, los seres racionales los exterminen; es completamente natural que molieran a palos a los negros que no quisieran trabajar en las plantaciones de algodón hasta morir; es absolutamente natural que quemaran vivas a las personas que no pagaran las indulgencias con las que se construyó la Basílica de San Pedro; es totalmente natural que los israelíes maten palestinos por no querer estar presos en su país; y por supuesto, simplemente natural que los vaqueros texanos maten los espaldas mojadas que pretendan soñar con una mejor vida que la de esclavos que tienen.

Quisiera con toda mi vida creer que existe el infierno. Porque es un consuelo pensar que un día van a empezar a arder en la séptima paila, hasta que se termine la eternidad, tanto los que justifiquen de alguna manera el hecho de que le hayan quemado la casa a alguien, como los que la quemaron.

Esta “semana santa”, algunos de esos seres pensantes ME QUEMARON MI CASA; menos mal que era semana santa y después pudieron ir a los 7 templos y confesarse y el cura los absolvió y les dio las gracias por aterrorizar a un chavista de esos.

Solo que tengo que decirles que lo que lograron es todo lo contrario. Porque lo que no me mata me fortalece. Y este es MI DECRETO DE GUERRA A MUERTE A LA INTOLERANCIA: voy a seguir siendo lo que soy y voy a seguir viviendo donde vivo; POR LO QUE VAN A TENER QUE MATARME; pero incluso en el momento que me estén matando voy a seguir siendo comunista y voy a seguir pensando que este mundo hay que cambiarlo y que la riqueza es la culpable de la pobreza. Y aún si con torturas me retracto, voy a seguir pensando que la eliminación de las clases es la única salvación para este mundo.

¡¡Ojalá exista Dios … y que Dios los perdone!!

¡¡¡JUSTICIA SOCIAL O MUERTE, VENCEREMOS!!!

No hay comentarios:

¿Que si hay algo que proteger?

¿Que si hay algo que proteger?
Los niños

Las mujeres

Los animales